Cómo socializar a un perro sin importar la edad o la raza

En muchos de nuestros artículos habrás observado que la socialización es fundamental para todos los perros, sea cual sea su raza.

En este artículo, te contamos todo lo que necesitas saber para socializar a tu cachorro. Además, veremos cómo socializar a un animal mayor para que sepas qué hacer si adoptas a un perro de un centro de adopción o refugio de rescate.

Entonces, ¿qué es la socialización y cómo socializar a tu perro o cachorro? vamos a averiguarlo en este post sobre cómo socializar a un perro sin importar la edad.

Cachorro Labrador Retriever y pastor aleman

¿Qué es la socialización del perro?

La socialización consiste en aclimatar a tu perro o cachorro a otros animales y personas para que se comporte bien en su compañía. Además, es esencial entrenar a tu perro para que se muestre relajado y confiado en diferentes situaciones.

Si un perro no está bien socializado, puede agitarse cuando está en compañía de otras personas y sus mascotas. Tu perro puede tener miedo a las situaciones desconocidas, lo que podría llevarle a volverse agresivo o muy nervioso. Sigue leyendo para descubrir como socializar a un perro.

Perros no socializados

Si adoptas a un perro, es posible que nunca haya sido socializado adecuadamente. Estos son algunos indicios de que tu perro requiere una socialización urgente:

  • El perro tiene miedo de otras personas y animales.
  • El perro es agresivo con las personas, los perros y otras mascotas.
  • El perro retrocede y sus nervios se levantan cuando se le acerca una persona u otro perro.
  • El perro está inquieto y nervioso ante los ruidos fuertes cuando sale a pasear.
  • El perro es muy tímido con las personas y otros perros.
  • El perro se excita tanto con otras mascotas y personas que les provoca ansiedad.

Entonces, ¿cómo se puede socializar a un perro adulto?

Socializar a perros adultos

Los cachorros son relativamente fáciles de socializar. Sólo hay que exponer al cachorro al mayor número posible de experiencias nuevas. A una edad temprana, los cachorros absorben rápidamente todas estas nuevas experiencias, que rápidamente son aceptadas por el cachorro como algo normal.

Sin embargo, socializar a un perro adulto de origen incierto puede ser un reto difícil. Ten mucho cuidado cuando socialices a un perro adulto de una raza que tenga fama de agresiva. Los perros no socializados son imprevisibles y pueden responder de forma agresiva ante alguien o algo que les asuste.

A continuación te explicamos cómo empezar a socializar a un perro adulto de forma segura:

Utiliza un bozal, especialmente con las razas grandes. Un bozal evitará accidentes y lesiones en caso de que el perro se vuelva agresivo. Además, si tu perro lleva bozal, la gente que le rodea se sentirá más relajada. Si estás relajado, tu perro percibirá esa sensación y lo más probable es que él también se relaje.

Asegúrate de llevar a tu perro a muchos paseos por tu barrio. Los paseos le mostrarán a tu perro muchas cosas nuevas, incluidos los olores, las vistas y los sonidos que tu mascota puede no haber encontrado antes. La posibilidad de liberar el exceso de energía también ayudará a relajar a tu perro.

Si tu perro tira de la correa o ladra a otros perros o personas, no le regañes. Intenta distraerlo con golosinas o un juguete. A veces, basta con darse la vuelta y caminar en dirección contraria para calmarlo.

En los primeros días de socialización de tu perro, no es buena idea llevarlo al parque para perros «pipican». Todos estos perros que ladran y corren de un lado a otro podrían hacer que tu mascota se volviera loca. Así que, en lugar de eso, pónselo fácil a tu perro caminando con él alrededor del borde del parque para que pueda ver a los otros perros desde la distancia.

Si tu perro permanece tranquilo, permítele acercarse a la valla para que pueda olfatear a los otros perros a través de ella. Si tu perro permanece amable y relajado, recompénsalo con un premio. Sin embargo, si tu mascota se pone agresiva o nerviosa, aléjate de la valla y vuelva a intentarlo mañana.

Una vez que estés seguro de que tu perro no se muestra agresivo o asustado cuando está cerca del parque para perros, puedes llevarlo al interior. Nunca dejes a tu perro con correa dentro del parque. Eso puede causar problemas si tu mascota se siente atrapada e incapaz de huir de los otros perros si quiere. Para su primera visita sin correa, elije una hora tranquila en la que haya pocos perros en el parque.

Cuando presentes a un nuevo perro a personas que no conoce, llévalo con la correa. Pide a la gente que se acerque al perro lentamente y ofrécele una golosina o su juguete favorito. Asegúrate de mantener un tono de voz tranquilo y amable. Si el perro se muestra nervioso o se acobarda, haz que todos se retiren y dale espacio y tiempo. Inténtalo de nuevo otro día, cuando tu perro esté más relajado.

Mantén siempre la calma. Lo peor que puedes hacer si tu perro se enfada o se pone agresivo es reaccionar ante su comportamiento, ya que eso sólo le hará sentirse más ansioso. Si mantienes la calma y la tranquilidad, le mostrarás a tu perro que no hay nada que le asuste ni le preocupe.

Tómate siempre tu tiempo. A veces, el proceso puede durar muchos meses, pero al final merecerá la pena el esfuerzo. Asegúrate de que cada experiencia que tenga tu perro sea positiva. Con el tiempo, tu mascota se convertirá en un perro feliz y bien socializado.

Si ves que te cuesta avanzar, busca siempre el consejo de un adiestrador de perros profesional y habla también con tu veterinario.

Cómo socializar a un perro adulto o cachorro

Socializar a cachorros

Entre las tres y las 12 semanas de edad, tu cachorro debe estar expuesto a tantas personas, lugares y otros animales como sea posible. Las experiencias que tu cachorro tiene durante su primer año pueden influir profundamente en su futuro carácter y comportamiento. Un cachorro socializado se convertirá en un perro adulto amistoso y feliz con el que es un placer estar y que será bienvenido en cualquier lugar.

Llevar a tu cachorro a clases de socialización es la mejor manera de acostumbrarlo a estar rodeado de otros cachorros y de gente nueva. Así que, una vez que tu cachorro haya sido vacunado y haya recibido el visto bueno de tu veterinario, es el momento de llevarlo a las clases.

Además, debes asegurarte de sacar a tu cachorro tanto como sea posible una vez que se haya instalado, teniendo cuidado de no abrumarlo con demasiadas experiencias nuevas de una sola vez.

Socializar a cachorros con gente

Un punto esencial en tu agenda de socialización debería ser conocer a otras personas, incluidos los niños. Cuantas más personas conozca tu cachorro, más confiado y sociable será. Intenta organizar encuentros de juego para cachorros en tu casa cuando tus amigos traigan a sus perros. Eso enseñará a tu cachorro a no ponerse nervioso cuando un perro extraño entre en tu casa.

Conocer a los niños es una experiencia de socialización esencial para los cachorros. Tu cachorro debe conocer a tantos niños pequeños como sea posible mientras él mismo es un bebé. Los niños se comportan de forma diferente a los adultos, por lo que si tu cachorro no está acostumbrado a ellos mientras es joven, podría asustarse o preocuparse por los jóvenes bulliciosos más adelante.

Acercamiento a los cachorros

Cuando las personas se acerquen a tu cachorro, es esencial que no se inclinen sobre él, ya que esto podría ser muy aterrador para un cachorro pequeño. Tampoco permitas que la gente coja al cachorro y lo abrace. Eso podría ser una experiencia muy aterradora para un cachorro joven, especialmente si es tímido. Permite siempre que tu cachorro se acerque a otras personas, y no al revés.

Observa los signos de ansiedad de tu cachorro, como evitar el contacto visual, retroceder o pegar su cola al trasero. Un cachorro feliz siempre se mantendrá erguido, probablemente moviendo la cola.

Procura no utilizar comida cuando presentes a tu cachorro a nuevas personas, ya que podría aprender a asociar a las personas con la comida y podría empezar a escarbar o saltar.

Otros perros

La mejor manera de que un cachorro aprenda a relacionarse con otros perros es pasar tiempo con ellos. Es imprescindible que tu cachorro sea presentado cuidadosamente a muchos perros adultos y también a otros cachorros. Es esencial que todos los perros que conozca tu cachorro sean amistosos y no agresivos. Recuerda que una mala experiencia a una edad temprana marcará la actitud de tu cachorro hacia otros perros durante el resto de su vida.

Puede ser útil agacharse junto a tu cachorro cuando juegue con un perro más grande para que tenga un lugar seguro donde esconderse si las cosas se ponen demasiado complicadas.

Otros animales

Además de conocer a otros perros y cachorros, es fundamental que tu cachorro conozca también a otros animales, sobre todo si vives en un lugar en el que es probable que tu cachorro se encuentre con gatos, caballos y otros animales. Lo más importante es que tu cachorro no aprenda a perseguir a otros animales.

Es natural que tu cachorro se excite la primera vez que vea un caballo galopando en el campo o un gato corriendo por el patio trasero. Por lo tanto, distrae a tu cachorro con una golosina y quizás cree cierta distancia entre él y la fuente de excitación.

Perros tímidos

No todos los cachorros son extrovertidos y están dispuestos a probar nuevas experiencias. Algunas razas de perros son tímidas y tranquilas por naturaleza. No intentes forzar a un cachorro tímido a una situación que pueda resultarle estresante. En cambio, para empezar, deja que un cachorro observe el mundo desde una distancia segura. Una vez que se haya relajado, puedes presentarle gradualmente nuevas experiencias desde una perspectiva más cercana.

Deja siempre que un cachorro tímido se acerque a los extraños; nunca al revés. Deja que el cachorro olfatee y toque primero a la persona y que haga todos los primeros movimientos. Cuando el cachorro esté relajado y tenga más confianza, podrá dejarse acariciar.

Visitas al veterinario

Es muy importante elegir la consulta veterinaria adecuada para tu cachorro. Deberías poder visitar la consulta unas cuantas veces con tu cachorro para que conozca a las enfermeras y al personal de recepción. Estas primeras visitas sociales son vitales para que tu cachorro se sienta relajado y confiado cuando tenga que ir al veterinario para las vacunas rutinarias y los controles de salud, y si alguna vez se pone enfermo o se lesiona cuando sea mayor.

He aquí algunos consejos para preparar a tu cachorro para las visitas al veterinario:

  • Elige una clínica a la que puedas llevar a tu cachorro para las visitas sociales.
  • Debes practicar el manejo de tu cachorro en casa para que se sienta cómodo y confiado cuando tenga que ir al veterinario para recibir tratamiento por primera vez. Por ejemplo, tócale las patas, mira dentro de su boca, etc.
  • Todos los perros tienen el potencial de morder cuando tienen miedo o dolor. Por lo tanto, es una buena idea entrenar a su cachorro con un bozal. Es posible que nunca tengas que utilizar un bozal en tu cachorro para las visitas al veterinario, pero si se siente cómodo llevándolo.

¿Son algunas razas de perros más sociables?

Los perros han sido criados para adaptarse a determinados trabajos o funciones. Por ejemplo, el Terrier Australiano se originó como ratonero, viviendo aislado con su dueño en las zonas remotas de Australia. Por ello, estos perros son ferozmente leales a sus dueños, pero desconfían de los extraños.

Las tendencias genéticas pueden corregirse mediante el adiestramiento de los perros, pero cuanto más compatible sea la personalidad de tu mascota con tu estilo de vida, menos tiempo dedicaras a entrenarla. Un animal con todas sus necesidades físicas y mentales satisfechas es más probable que esté tranquilo, confiado y receptivo a las situaciones.

Razas de perros sociables

Estas razas son algunos de los perros más extrovertidos:

  • Golden Retriever
  • Boston Terrier
  • Labrador Retriever
  • Caniche
  • Border Collie
  • Beagle
  • Setter irlandés
  • Staffordshire Bull Terrier
  • Cavalier King Charles Spaniel
  • Cockapoo (mezcla de Cocker Spaniel y Caniche)
  • Pug
  • Perros malteses

Razas de perros menos sociables

Estas razas suelen ser reservadas o se relacionan principalmente con su dueño:

  • Basenji
  • Galgo
  • Shiba Inu
  • Basset Hound
  • Lobero irlandés
  • Lundehund noruego
  • Cairn Terrier
  • Chihuahua

Algunas razas de perro se sienten más cómodas siendo sociales que otras. Es importante adoptar una raza con una personalidad acorde con tu estilo de vida. Si una raza que requiere dos horas de ejercicio diario se mantiene en un pequeño piso, un perro hiperactivo podría tener un comportamiento destructivo o agresivo.

Conclusión final sobre cómo socializar a un perro

La socialización de tu perro o cachorro es esencial si quieres que tu mascota se convierta en un animal bien educado y adaptado que sea bienvenido en cualquier entorno. Los cachorros deben empezar a una edad muy temprana, tan pronto como hayan sido vacunados.

Los perros mayores suelen tardar más en socializarse, por lo que deberás proceder de forma lenta y paciente. Si nunca has trabajado con un perro adulto, puede ser una buena idea pedir consejo a tu veterinario o llevar a tu perro a un adiestrador profesional o a un especialista en comportamiento para estar seguro de que haces el trabajo bien.

Esperamos que este post os haya ayudado a entender todo sobre cómo socializar a un perro sin importar la edad, puede ser cachorro o adulto. Así, tendrás un perro educado y feliz con sus amigos perrunos.

Cómo socializar a un perro adulto o cachorro
Índice de contenidos

Cuéntanos tu historia

cuéntanos tu historia perruna

A Rambo y Bella les encanta conocer diferentes historias de perros. Si lo deseas, puedes ponerte en contacto con nosotros para contarnos la historia de tu amigo peludo, consejos o cualquier tipo de sugerencia.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rambo y Bella
Rambo y Bella
Ir arriba