Cómo cuidar las articulaciones de mi perro

Los perros han convivido con los humanos durante más de 30.000 años, así que no es de extrañar que se les llame el mejor amigo del hombre. Algunos cuidamos a nuestros perros mejor que a nosotros mismos. Desde los mimos hasta los baños, pasando por las dietas caseras de alimentos integrales, está claro que queremos mucho a nuestros perros. El cuidado de las articulaciones de los perros es una de las formas de demostrar que los quieres.

Una parte importante del cuidado de un perro es asegurarse de que se mantiene activo y sano y de que sus articulaciones están cuidadas. El cuidado de las articulaciones de los perros es importante porque sus patas son las que les ayudan a correr por el parque, a saltar, a perseguir su cola y a corretear cuando tienen su rato de «locura». Veamos cómo puede ayudar a mejorar el cuidado de las articulaciones de tu cachorro para que pueda mantener la misma energía todos los días.

¿Por qué es importante el cuidado de las articulaciones de los perros?

El movimiento es fundamental para el bienestar de un perro. Utilizan sus patas para desplazarse, lo que les mantiene en forma, con el corazón sano, la mente estimulada y, lo más importante, felices.

De hecho, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Liverpool sugiere que pasear al perro con frecuencia puede contribuir a aumentar su felicidad. En otras palabras: ¡el bienestar articular y la movilidad van de la mano!

Labrador Retriever Ejercicios

¿Qué puede ocurrir si ignoras la salud de las articulaciones de tu perro?

Ignorar la salud de las articulaciones de tu perro puede ser perjudicial para su bienestar general y su calidad de vida.

Cuando el cartílago (el tejido amortiguador entre los huesos) se desgasta, puede causar hinchazón y sensibilidad, lo que dificulta el movimiento debido a la inflamación y la rigidez. También pueden surgir otros problemas, como la infección de las articulaciones, que también provoca daños en el tejido del cartílago articular.

Causas comunes de la movilidad reducida en los perros

Los problemas de salud pueden surgir por diferentes factores relacionados con la raza, la dieta y el estilo de vida del perro. Estos factores pueden influir en la forma en que tu perro se desplaza. La limitación de los movimientos puede incluso causar dolor en las articulaciones, lo que puede plantear más problemas de salud en el futuro.

Los factores más comunes que pueden hacer que tu perro desarrolle problemas articulares son:

  • Ser una raza grande
  • La falta de ejercicio diario
  • Tener sobrepeso u obesidad
  • Una dieta alimentaria inadecuada
  • Ser mayor
  • Movimiento repetitivo o riguroso
  • Tener lesiones previas
  • Infecciones articulares
  • Genética

Tu perro puede ocultar su dolor o malestar, por lo que es importante prestar atención a cualquier cambio en su comportamiento.

Signos de deterioro de la salud articular del perro

Si tu perro está experimentando problemas en las articulaciones, es probable que notes algunos de estos signos:

  • Rigidez
  • Dificultad para moverse (cojera o dificultad para levantarse después de sentarse)
  • Reticencia a correr, saltar o jugar
  • Aumento de peso
  • Pérdida de masa muscular en las extremidades posteriores
  • Irritabilidad o incomodidad cuando se le toca

¿Qué le puedo dar a mi perro para cuidar sus articulaciones?

Las medidas proactivas para prevenir los problemas de salud en lugar de restaurarlos pueden ser más beneficiosas a largo plazo. Entonces, ¿qué puedes hacer para asegurarte de que tu perro esta sano y se mantiene activo y en movimiento?

Elige alimentos saludables

Aumentar el número de alimentos saludables que comen los perros pueden ayudarles mucho. En concreto, los alimentos que ayudan a combatir la inflamación de las articulaciones, los dolores, el letargo y otros problemas asociados a una mala salud articular.

Un «superalimento» es un alimento con un alto valor nutricional y que aporta múltiples beneficios relacionados con la prevención de determinados problemas de salud. Muchos de los alimentos que a los cachorros les encanta comer se consideran superalimentos. Alimentos como los boniatos y los garbanzos cocidos son los favoritos de los perros y grandes fuentes de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Los arándanos, la cúrcuma y la canela tienen propiedades antiinflamatorias que pueden aliviar la hinchazón y reducir el dolor asociado a los problemas articulares, y también son aptos para los perros cuando se les administran en cantidades adecuadas.

El arroz integral también es una gran adición a la dieta porque contiene proteínas con aminoácidos, que son los componentes básicos del colágeno, que ayuda a proteger y reconstruir el cartílago roto.

Otras grandes fuentes de alimentos saludables que puedes considerar añadir a la dieta de tu perro son:

  • Zanahorias
  • Manzanas
  • Pescado
  • Pollo
  • Plátanos

Todos ellos contribuyen a mantener un peso saludable y fomentan el bienestar general. La comida y las golosinas que contienen estos alimentos aumentan el valor nutricional de su dieta y, además, tienen un sabor delicioso.

Recuerda que antes de cambiar cualquier cosa de la rutina de tu perro, asegúrate de consultar primero a un veterinario.

Suplementos

Incluso con una dieta saludable, los perros pueden necesitar un poco de ayuda para obtener toda la nutrición que necesitan. Los productos para el bienestar de las articulaciones de los perros pueden ser una buena forma de favorecer la movilidad articular y el bienestar general.

Entre los productos que favorecen la salud de las articulaciones de los perros se encuentran los siguientes:

  • Ácidos grasos omega-3
  • Antioxidantes
  • Aminoácidos
  • Glucosamina y condroitina
  • MSM (metilsulfonilmetano)

La glucosamina y la condroitina son elementos naturales del cartílago. Cuando se combinan en suplementos para las articulaciones junto con otros componentes, sus efectos pueden potenciarse. La glucosamina MSM es especialmente útil para tratar problemas de artrosis, reducir la inflamación y reparar el desgaste causado por el ejercicio.

El ácido hialurónico es otro componente clave del cartílago. Ayuda a retener el agua en el cuerpo, lo que puede ayudar a lubricar las células, incluidas las del cartílago articular.

Cómo cuidar las articulaciones de mi perro

Cómo mejorar la salud articular de mi perro

Nunca es demasiado tarde para empezar a cuidar la salud articular de tu perro. Pequeños cambios en la rutina de tu perro pueden tener un gran impacto en sus articulaciones y en su calidad de vida.

Mejorar la dieta

La introducción de alimentos e ingredientes sanos e integrales en las comidas y golosinas diarias puede suponer una notable mejora para el bienestar de tu perro. Medir la ingesta de alimentos y controlar lo que comen para conseguir una dieta equilibrada puede ayudar a mantener el peso ideal de tu perro.

Una dieta más saludable puede significar más energía y corazones y huesos más fuertes. Dar a nuestros perros el combustible que necesitan para ponerse en forma puede tener un impacto positivo en el bienestar de tu mascota.

Ejercicio

Además de una mejor dieta, también puedes considerar actividades como el ejercicio y los paseos diarios. Los perros con sobrepeso y obesidad son más propensos a sufrir problemas y molestias en las articulaciones debido a la tensión que sufren sus huesos. Su mejor línea de defensa contra el deterioro de la salud de las articulaciones es asegurarse de que tu perro se levanta y se mueve.

Estiramientos

Los estiramientos diarios pueden ser un gran calentamiento para los perros con problemas de rigidez en las articulaciones, especialmente para los perros mayores. Pregunta a tu veterinario por algunas técnicas de masaje para probar con tu perro. Los estiramientos adecuados pueden relajar los músculos y eliminar parte de la rigidez de sus articulaciones. Los estiramientos pueden aliviar las molestias y aumentar el deseo de participar en la actividad física.

Ayuda a la movilidad

Para reducir el impacto y la tensión que la actividad rigurosa puede tener en sus articulaciones, puedes considerar la posibilidad de utilizar dispositivos de asistencia. Las rampas que conducen a las escaleras o a un sofá alto pueden aliviar la tensión que la escalada o los saltos elevados pueden tener en los músculos de sus articulaciones y reducir el riesgo de lesiones.

¿Cuándo debo ir al veterinario?

En el momento en que veas algo preocupante sobre el bienestar de tu mascota es un buen momento para acudir al veterinario; al fin y al cabo, ¡ellos son los que mejor saben! Aunque nosotros, como padres de mascotas, tenemos la mejor intención, eso no significa que siempre sepamos lo que es mejor, y siempre se recomienda buscar primero el consejo de un profesional.

El aumento del letargo, el dolor, la cojera o la dificultad para levantarse son signos evidentes a los que hay que prestar atención cuando se trata de problemas de salud articular, pero cualquier cosa diferente en la forma en que tu mascota actúa normalmente podría ser también una señal de advertencia. Presta mucha atención a tu mascota y toma siempre precauciones antes de realizar cambios drásticos en su rutina o en su dieta.

Conclusión sobre el cuidado de las articulaciones de los perros

Aunque lo mejor es comenzar con los cuidados preventivos para el bienestar de las articulaciones, nunca es mal momento para empezar a cuidar mejor a tu perro. Una dieta rica en alimentos que contengan aminoácidos y ácidos grasos omega-3, junto con otros superalimentos como los arándanos, las zanahorias y las judías verdes, puede ser de gran ayuda.

Tanto si se trata de hacer más ejercicio, como de tomar un suplemento, o de tomarlo al pie de la letra, es fundamental saber en qué áreas puedes mejorar la salud de tu perro. Una combinación de investigación, visitas al veterinario y mucho amor puede ser la fórmula perfecta para un perro más sano y feliz.

Cuidado de las articulaciones de mi perro
Índice de contenidos

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba